DOMINGO DE PASCUA


NONA



VERSÍCULO INTRODUCTORIO



HIMNO


2.- La claridad de esta tarde sea, / imagen de la vida que no muere,

su afán el seguimiento de tu obra, / tu paz, el galardón de su esfuerzo.


3.- Tu gloria, Padre Creador, cantamos, / los hijos de la luz que tú nos diste,

por medio de Jesús, tu Verbo Eterno, / en el que es Fuego, Vida y Consuelo. Amén.


SALMODIA


ANT.:


Salmo 135


1 Dad gracias al Señor, porque es bueno,

porque es eterna su misericordia.

2 Dad gracias al Dios de los dioses:

porque es eterna su misericordia.

3 Dad gracias al Señor de los señores:

porque es eterna su misericordia.

4 Sólo él hizo grandes maravillas:

porque es eterna su misericordia.

5 Él hizo sabiamente los cielos:

porque es eterna su misericordia.

6 Él afianzó sobre las aguas la tierra:

porque es eterna su misericordia.

7 Él hizo lumbreras gigantes:

porque es eterna su misericordia.

8 El sol que gobierna el día:

porque es eterna su misericordia.

9 La luna que gobierna la noche:

porque es eterna su misericordia.

10 Él hirió a Egipto en sus primogénitos:

porque es eterna su misericordia.

11 Y sacó a Israel de aquel país:

porque es eterna su misericordia.

12 Con mano poderosa, con brazo extendido:

porque es eterna su misericordia.

13 Él dividió en dos partes el Mar Rojo:

porque es eterna su misericordia.

14 Y condujo por en medio a Israel:

porque es eterna su misericordia.

15 Arrojó en el Mar Rojo al Faraón:

porque es eterna su misericordia.

16 Guió por el desierto a su pueblo:

porque es eterna su misericordia.

17 Él hirió a reyes famosos:

porque es eterna su misericordia.

18 Dio muerte a reyes poderosos:

porque es eterna su misericordia.

19 A Sijón, rey de los amorreos:

porque es eterna su misericordia.

20 Y a Hog, rey de Basán:

porque es eterna su misericordia.

21 Les dio su tierra en heredad:

porque es eterna su misericordia.

22 En heredad a Israel, su siervo:

porque es eterna su misericordia.

23 En nuestra humillación se acordó de nosotros:

porque es eterna su misericordia.

24 Y nos libró de nuestros opresores:

porque es eterna su misericordia.

25 Él da alimento a todo viviente:

porque es eterna su misericordia.

26 Dad gracias al Dios del cielo:

porque es eterna su misericordia.


Se repite la antífona.


LECTURA BREVE Rom. 6,4.

Por el bautismo fuimos sepultados con Cristo en la muerte, para que, así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en una vida nueva.


Sal. 117,24

V/. Éste es el día en que actuó el Señor, aleluya.

R/. Sea nuestra alegría y nuestro gozo, aleluya.



ORACIÓN

Señor Dios, que en este día nos has abierto las puertas de la vida por medio de tu Hijo, vencedor de la muerte, concede a los que celebramos la solemnidad de la resurrección de Jesucristo, ser renovados por tu Espíritu, para resucitar en el reino de la luz y de la vida. Por Jesucristo, nuestro Señor.


VERSÍCULO FINAL