TIEMPO PASCUAL


JUEVES


SEXTA


VERSÍCULO INTRODUCTORIO





HIMNO




2.- Hoc namque tempus illud est,

quo sæculórum iúdicem

iniústa morti trádidit

mortálium senténtia.


3.- Et nos amóre débito,

timóre iusto súbditi,

advérsus omnes ímpetus

quos særvus hostis íncutit,


4.- Unum rogémus et Patrem

Deum regémque Fílium

simúlque Sanctum Spíritum,

in Trinitáte Dóminum. Amen.



TRADUCCIÓN

1.- Venid, siervos y aclamad al nombre santo de Dios con un canto de súplica y alabanza, que salga de los labios y el corazón. 2.- Porque ésta es la hora en la que, por medio de una sentencia humana, el que es juez de los siglos, se entregó a una injusta condena. 3.- Así, nosotros, sintiendo el debido temor, pero movidos también por el amor, que Él se merece, y, a fin de conseguir que nos defienda contra los ataques de nuestro enemigo, 4.- Imploremos el auxilio del Señor, Uno y Trino, del Padre y del Hijo, que es nuestro Rey, y del Espíritu Santo. Amén.



O bien:




2.- El velo del Templo de Dios, / rasgado, a todos reveló,

que ahora el cielo se abrió, / la oscuridad se disipó.


3.- La alabanza y el honor / a Cristo que resucitó;

y victorioso de la cruz, / reina por siglos sin final. Amén.


SALMODIA


ANT.: Aleluya, aleluya, * aleluya, aleluya.


Salmo 54


2 Dios mío, escucha mi oración,

no te cierres a mi súplica,

3 hazme caso y respóndeme:

me agitan mis ansiedades.

4 Me turba la voz del enemigo,

los gritos del malvado;

descargan sobre mí calamidades,

y me atacan con furia;

5 se me retuercen dentro las entrañas,

me sobrecoge un pavor mortal,

6 me asalta el temor y el terror,

me cubre el espanto;

7 y pienso: “¡Quién me diera alas de paloma

para volar y posarme!

8 Emigraría lejos,

habitaría en el desierto,

9 me pondría en seguida a salvo de la tormenta, /

del huracán que devora, Señor,

10del torrente de sus lenguas”.

Veo en la ciudad violencia y discordia: /

11 día y noche hacen la ronda

sobre sus murallas;

en su recinto crimen e injusticia,

12dentro de ella, calamidades;

no se apartan de su plaza

la crueldad y el engaño.

13 Si mi enemigo me injuriase,

lo aguantaría;

si mi adversario se alzase contra mí,

me escondería de él;

14 pero eres tú, mi compañero, /

mi amigo y confidente,

15a quien me unía una dulce intimidad:

juntos íbamos entre el bullicio

por la casa de Dios.

16 Que los sorprenda la muerte, /

que bajen vivos al Abismo,

pues la maldad anida entre ellos.

17 Pero yo invoco a Dios,

y el Señor me salva:

18 por la tarde, en la mañana, al mediodía,

me quejo gimiendo.

Dios escucha mi voz: /

19 su paz rescata mi alma de la guerra que me hacen,

porque son muchos contra mí.

20 Dios me escucha, los humilla

el que reina desde siempre,

porque no quieren enmendarse

ni temen a Dios.

21 Levantan la mano contra su aliado,

violando los pactos;

22 su boca es más blanda que la manteca,

pero desean la guerra;

sus palabras son más suaves que el aceite,

pero son puñales.

23 Encomienda a Dios tus afanes,

que él te sustentará;

no permitirá jamás

que el justo caiga.

24 Tú, Dios mío, los harás bajar a ellos

a la fosa profunda.

Los traidores y sanguinarios /

no cumplirán ni la mitad de sus años.

Pero yo confío en ti.



ANT.: Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya.


LECTURA BREVE Tt 3,5b-7

Dios nos ha salvado con el baño del segundo nacimiento y con la renovación por el Espíritu Santo; Dios lo derramó copiosamente sobre nosotros por medio de Jesucristo, nuestro Salvador. Así, justificados por su gracia, somos, en esperanza, herederos de la vida eterna.


Jn 20,20

V/. Los discípulos se alegraron, aleluya.

R/. Al ver al Señor, aleluya.


VERSÍCULO FINAL




CONMEMORACIÓN DE LOS DIFUNTOS


V/. Que por la misericordia de Dios las almas de los fieles difuntos descansen en paz.


R/. Amén.